miércoles, 28 de diciembre de 2011

Kumiko... pensando en su vida futura.

AMIGOS...

.ACÁ VA OTRO CAPÍTULO DE  "KUMIKO, MUJER SIN TIEMPO", PARA AQUELLOS QUE NO TIENEN EL LIBRO O PARA LOS QUE LO TIENEN Y QUIEREN VOLVER A LEERLO.

  MIS LIBROS AHORA ESTÁN EN LAS SIGUIENTES LIBRERÍAS :

- R&R , AV. ELCANO 3258/ BELGRANO R/  CABA.  TEL 4555-4547

- EL HABLADOR, AV. CABILDO 2280 /LOCAL 7/  BELGRANO/ CABA.  TEL 4783-4804

- LA LIBRE/BOLIVAR 646/ SAN TELMO/ CABA/ TEL 4343-5328




Kumiko…  pensando en su vida futura




  Llegó el día de mi cumpleaños. María había preparado una fiesta sorpresa. Yo llevaba

seis meses en su casa. Me sentía cómoda, pero interiormente sabía que quería vivir

sola. Mi trabajo como correctora literaria, no me significaba el dinero suficiente para

alquilar un departamento, tendría que dedicarme a otra actividad  más rentable.

  De a poco, a la casa iba llegando gente para festejar un cumpleaños al que yo hubiera 

preferido ignorar. No tenía otra alternativa más que mostrarme feliz y agradecida. María 

se lo merecía y el resto también.

  La entrada de René con su nueva novia me disgustó un poco, no puedo dejar de 

confesarlo. Lo prefería solo. Puro egoísmo el mío. Él seguía siendo, y lo sería 

siempre, el instrumento que la vida había cruzado en mi camino para que yo llegara a la 

Argentina. 

   El regalo de cumpleaños de René, fue el más valioso para mí, no sé si por ser su 


último regalo o por el contenido literario del mismo. Eran dos libros de cuentos de Julio 


Cortázar y su reciente novela. Esa novela que había quebrado la literatura de toda una


época. Hacía poco tiempo que su “Rayuela” se dibujaba por primera vez en una vereda 


de barrio. Las rayuelas inundaban las calles de Buenos Aires, y empezaban a cruzar 


 fronteras de la mano de La Maga, llegando a una Francia dormida y titilante. A esa 


Maga, la gran París, recibiría para tirar en un rincón sobre un puente cualquiera.


   Los amigos de María eran muy amables conmigo. Algunos ya me conocían. Mabel, la 


novia de René, se acercó para charlar, antes había oído que yo escribía y se interesó 


por saber qué cosas escribía, qué hacía en Buenos Aires, por qué había dejado mi país. 


Contarle brevemente mi vida no me resultó tedioso, al contrario, me agradó a pesar de 


las faltas y ausencias que me recorrían en esos últimos meses. La chica me comentó 


que su padre era dueño de una editorial, y que si me interesaba, ella podría hablar con 


él, para que me diera un puesto de correctora literaria en el lugar, con un sueldo mayor 


al que yo percibía en ese momento.

  Nunca supe el motivo por el cuál René se disgustó por la conversación de nosotras. 


Sólo vi sus gestos hacia su novia haciendo señas para que ella se le acercara. La joven 


lo miró con desconcierto y siguió la charla conmigo. Esta actitud le molestó mucho al 


hermano de María y llamó a Mabel a los gritos, como si nadie lo oyera.


  Todos, nos quedamos sin ganas de decir una palabra. Su modo de actuar no parecía 


deberse a un trago de más, sino a un problema psíquico bastante importante.

  Los años me fueron explicando que ésa no era la primera vez que él actuaba así, me 


fueron explicando por qué todavía sigue internado en un neuropsiquiátrico. Lo que no 


supieron mostrarme es la razón por la que su familia ocultó esos arrebatos. Y yo, yo 


misma, Kumiko, no me explicaba, cómo no había detectado algo raro en él, después del 


cachetazo que recibí de su parte, aquel día, en el que nos vio besándonos a Marcelo y a 


mí, en la vereda de su casa.


  Cumplí un nuevo año de vida, René pasó a ser un capítulo cerrado… para siempre.


   Autora: Graciela Amalfi.
                Extraído de "Kumiko, mujer sin tiempo". 
                ISBN 978-987-33-1113-0
                Co-edición : Milena Caserola y )el asunto (

lunes, 19 de diciembre de 2011

Kumiko... vuelta a Buenos Aires.




  
GRACIAS A MIS 200 LECTORES / COMPRADORES DE MIS LIBROS, POR CONFIAR EN MIS LETRAS... TODOS FUERON ENTREGADOS EN MANO... DEL ESCRITOR AL AUTOR...SEGUIREMOS EN ESTA RECORRIDA LITERARIA... GRACIAS POR ANDAR POR ACÁ.
LOS QUIERE SIEMPRE................................LA BOTICARIA!!!

   
 ACÁ VA OTRO CAPÍTULO DE MI NOVELA "KUMIKO, MUJER SIN TIEMPO".


Kumiko…  vuelta a Buenos Aires



    La ciudad recién llegada brillaba con su luz artificial. Bajé del micro. De repente el mundo estalló encima de mí, crujió como un cristal asombrado y quebradizo.
   Ahora, El Bolsón estaba lejos. Sus calles abandonadas de caminantes ansiosos, no reflejaban nada de esta Buenos Aires apresurada y loca, loca de angustia, repleta y sola, sagaz y húmeda, ganándole a un río sucio, que seguía acariciándola aunque ella se negara.
    Leí dos veces la dirección de María anotada en mi agenda: Cuba 1862. Mi valija, mi bolso y yo subimos a un coche de alquiler. El conductor me miró raro. A mí no me gustó la cara que veía a través del espejo retrovisor. Quizás mi acento americano, mezclado con el del sur argentino, le haya llamado la atención. Tomó por una calle cualquiera. El reloj del taxi aumentaba rápidamente su forma, yo lo observaba y sus números aparecían para desaparecer bruscamente. Mis ojos se enfrentaban a la cara del hombre y se enfrentaban al reloj  que iba y venía, y subía y parecía querer volar.
-Creo que ese aparato funciona mal, mister-, dije con un tono opaco y seco.
-Disculpe, no la oí-, dijo él.
Las palabras que siguieron terminaron en una discusión, que me hizo bajar del Siam di tella negro con techo amarillo, en una esquina cualquiera y no en el que debía ser mi destino final.
   Lo que lamento del suceso es haber olvidado mi bolso de mano en el taxi, ahí llevaba el libro que Marcelo me había regalado en La Paz, unos años atrás. Era lo único que había traído de El Bolsón para tener su recuerdo presente. Un taxi perdido en la ciudad me lo arrebató, sin yo darme cuenta.
    Miré el nombre de las calles, debía caminar muchas cuadras para llegar a lo de María, y pocas habían sido las cuadras recorridas con ese hombre deshonesto, como para que me robara tanta historia vivida.
   La valija pesaba, cargaba mi angustia, mi tristeza de la segunda llegada a Buenos Aires, no era eso lo que yo había imaginado cuatro años antes, cuando me subí al avión en mi país.
   Caminé media cuadra y entré a un bar que estaba abierto. Madrugada porteña. Eran las dos de la mañana. Me senté y pedí un café bien negro y un sándwich. Tenía hambre, sed, ganas de llegar a algún lado. En el bar había doce mesas y sólo dos ocupadas. Yo había optado por la que estaba pegada a la ventana. Mientras comía saqué mi diario y una lapicera. Recorrí mi vida… la secundaria, mi viaje, mi país, René, su familia, Marcelo. Todo era una sombra que se posaba en mis locos veintitrés años y oscurecía mi pensamiento. Sentí el peso de esos años como si fuera el que llevo puesto hoy en el traje de mi vida.
   La frustración me atravesó como una lanza aguda y no pude evitar llorar. Los tres hombres de la mesa más cercana se miraron, me miraron. Uno de ellos, se acercó a preguntarme si me podía ayudar en algo. Le agradecí con una sonrisa forzada y me quedé sola, mirando las luces de los pocos autos que pasaban por esa avenida, a esa hora y en esa madrugada.
     La madrugada más infeliz que recuerdo…


Extraído de "Kumiko, mujer sin tiempo", pág.77/78.
Autora: Graciela "boticaria" Amalfi. 


domingo, 11 de diciembre de 2011

Kumiko... despedida de la comunidad.



AMIGOS...." KUMIKO"... REGRESÓ AL BLOG BOTICARIO.
SEGUIRÉ PUBLICANDO TODOS LOS CAPÍTULOS HASTA EL FINAL, PARA LOS QUE TODAVÍA NO TIENEN EL LIBRO, PARA LOS QUE NO PUEDEN COMPRARLO POR LA DISTANCIA O NO LO QUIEREN HACER..
 ACÁ VA EL CAPÍTULO QUE SIGUE AL ÚLTIMO PUBLICADO. 

SÓLO QUE LES GUSTE... QUIERO COMENTARIOS!!!!!!!!!!!!!!JAAAAAAAAAAAAAAA
GRACIASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS


Kumiko…  despedida de la comunidad




   La vida en comunidad  y con Marcelo llevaba cuatro años. Las charlas con nuestros amigos eran interminables. Esos momentos que antes me habían impactado, se convirtieron en una rutina en la que estaba segura que ya no quería vivir.
   A mis veintitrés años me replanteé toda mi vida junta… y de una sola vez. Los interrogantes se hacían gigantes en mi cabeza y no llegaban a una respuesta concreta. Hablé con Marcelo de esta situación. Él decía no entenderme, llegó a reprocharme que “era como todas las mujeres y que no sabía lo que quería”. Esta frase repetida una vez, y otra, y otra, se sumaron a mis dudas inquisitorias y llevaron a nuestra pareja a una ruptura definitiva.
   La decisión había sido tomada de manera lenta y cierta. No fue un rapto de bronca y de locura. Yo estaba segura de lo que tenía ganas de hacer.
  Durante estos años nunca había dejado de escribirme con María, ella conocía mi fascinación del comienzo en el sur, y el principio de mis letras cargadas de infortunio de esos últimos meses. Nuestras cartas se cruzaban apuradas, en un ida y vuelta, en estos momentos de soledad para mí. Ella fue capaz, de sostenerme en ese mundo de idilio, que había sufrido un sismo a mis veintitrés años.
   Ella había recibido como regalo por su mayoría de edad, su primer departamento en el coqueto barrio de Belgrano. En  poco tiempo se recibiría de profesora de Letras. Seguía escribiendo poemas. Su relación con el librero, Raúl, había dejado un sabor amargo en sus ilusiones de adolescente. Luego de la ruptura definitiva con ese hombre, había comenzado una relación con Eduardo, amigo de René, pero esa historia había sufrido un tropiezo sin retorno. Tropiezo que formaría parte de una sumatoria de relaciones amorosas a lo largo de su vida.
  Con la firme invitación de mi amiga decidí regresar a Buenos Aires. Viviría con ella un tiempo, hasta que pudiera lograr mi independencia económica.
  A fines de 1964 llegué a la ciudad que me había recibido cuatro años antes.
Esta vez, no me estaría esperando René en un auto suntuoso.
Esta vez, la joven del país del norte no bajaría desde la escalerilla de un avión.
Esta vez… descendería los tres escalones de un micro de larga distancia, recién llegado del sur.

 GRACIELA AMALFI.
"KUMIKO, MUJER SIN TIEMPO", 112 pág, 21 x 15 cm.
ISBN 978-987-33-1113-0
Derechos reservados.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Kumiko andariega/ 3º y 4º Presentación/ Nouvelle.





KUMIKO ANDARIEGA 3º Y 4º PRESENTACIÓN EN DICIEMBRE 2011.


La escritora Graciela boticaria Amalfi presentará su nouvelle "Kumiko, mujer sin tiempo", en el Café Literario la Bohemia de Literarte.

3º PRESENTACIÓN...EL SÁBADO 10 DE DICIEMBRE A LAS 16.00 HORAS
REALIZARÉ LA 3º PRESENTACIÓN DE "KUMIKO, MUJER SIN TIEMPO". NOUVELLE DE 110 PÁGINAS. CO-EDICIÓN MILENA CASEROLA Y )EL ASUNTO(.

LUGAR: "LA BOHEMIA DE LITERARTE". ARISTÓBULO DEL VALLE 1701 ( ESQ. CASEROS). VICENTE LÓPEZ.

La escritora leerá algunos fragmentos de su nouvelle, acompañamiento musical a cargo de la cantante Liliana Ballatore. En el evento hará su presentación solista la cantante Elisabeth Audisio. Se desarrollará un micrófono abierto y habrá sorteo de libros. Coordina la escritora y editora Graciela Diana Pucci. ENTRADA LIBRE Y GRATUITA.


4º PRESENTACIÓN...EL DOMINGO 11 DE DICIEMBRE A PARTIR DE LAS 13.00 Y HASTA QUE COMIENCE LA NOCHE ....

REALIZARÉ LA 4º PRESENTACIÓN DE "KUMIKO, MUJER SIN TIEMPO". NOUVELLE DE 110 PÁGINAS. CO-EDICIÓN MILENA CASEROLA Y )EL ASUNTO(.


LUGAR : BONPLAND 1660/PALERMO/CABA.
EN UN STAND EN LA FERIA DEL LIBRO INDEPENDIENTE AUTOGESTIVA ( F.L.I.A.)
.

“Kumiko…, mujer sin tiempo,” es mi primera novela.

En sus páginas el lector recorrerá la vida de una muchacha americana, descendiente de una familia oriental.

La mayor parte de la historia está ambientada en los años sesenta e irá avanzando en el tiempo.

Kumiko sabrá jugar con la mezcla de idiosincrasias y filosofías de su vida familiar, para armar su propio tablero de ajedrez. En él jugarán distintos personajes, siendo ella la protagonista que dirigirá su mundo y el de los demás. Andará por distintos caminos, lugares y situaciones.

Atrevida, aventurera y pasional, Kumiko, sabrá llenar de colores brillantes y pálidos cada una de sus páginas, para que al final del libro el lector se sienta complacido y con la sensación de haber compartido con ella muchas de sus vivencias. Por momentos querrá que la novela no termine nunca o que vuelva a empezar.

Esta historia surge como un cuento que luego de idas y vueltas, escapadas y bienvenidas, termina en lo que hoy está en sus manos.

Sin duda cada lector verá reflejada alguna parte de su vida en la del personaje de papel dibujado por Graciela “boticaria” Amalfi.



ENTRADA LIBRE Y GRATUITA EN AMBOS LUGARES. LOS ESTARÉ ESPERANDO A TODOS Y CADA UNO.
ABRAZOS BOTICARIOS!!!!!!

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Kumiko... presentación en la Biblioteca Nacional.





EL DOMINGO 6/11/2011 PRESENTAMOS A MI NOUVELLE "KUMIKO, MUJER SIN TIEMPO" EN LA SALA JUAN L. ORTIZ DE LA BIBLIOTECA NACIONAL DE BUENOS AIRES.

FUE UN ACONTECIMIENTO MUY ESPECIAL PARA MÍ, RODEADA DEL CARIÑO DE MI FAMILIA Y MIS AMIGOS.

EN EL "PÚLPITO" ESTUVIERON DESPARRAMANDO SERMONES...


MATÍAS RECK ( EL EDITOR DEL LIBRO ), COEDICIÓN MILENA CASEROLA Y )EL ASUNTO( ,


EL ESCRITOR RAÚL TAMARGO,


LA ESCRITORA Y MI AMIGA MARÍA DE LOURDES GONZALEZ ( CIVETTA)


Y MI AMIGA VERÓNICA PAGET.


TAL VEZ HAYA SIDO UNA PRESENTACIÓN UN TANTO ATÍPICA... PASAMOS EN LA PANTALLA UN VIDEO DE FOTOS CON CUATRO TEMAS MUSICALES QUE ME GUSTAN MUCHO. LAS FOTOS FUERON DESCRIBIENDO MI RECORRIDO EN ESTE MUNDO "LETRISTA".


MATÍAS HABLÓ ACERCA DEL ARMADO DEL LIBRO.


RAÚL DESCRIBIÓ CARACTERÍSTICAS FUNDAMENTALES DE LA NOVELA.

CIVETTA HABLÓ ACERCA DEL PERSONAJE REAL, YO.

VERÓNICA LEYÓ UN CAPÍTULO QUE YO HABÍA ELEGIDO.

Y CUANDO LLEGÓ MI TURNO , LEÍ MI CAPÍTULO PREFERIDO ( "ENTRE RAYUELAS Y CRONOPIOS").

EL EVENTO LLEGÓ A SU FIN CON LA PRESENTACIÓN DE ESE ERRE ELE ( SOCIEDAD DE REBELDES Y LADRONES), INTERPRETANDO MILONGAS Y TANGOS.
CHIN, CHIN Y TODOS A CASA.



Kumiko… entre rayuelas y cronopios


Tomé el colectivo que me dejaba a dos cuadras de su casa. Cuando llegué no podía creerlo. Tuve que detenerme, frente a esa enorme puerta de madera con un picaporte inmenso y de bronce. Quedé como petrificada en un lugar desconocido, atónita, ciega, muda. El brillo del bronce me invitaba a entrar. La fachada de color amarillo claro y los dos escalones que me acercarían a ese pedazo de madera, me abrían sus paredes para empujarme al lugar.

Miré mi reloj, el último regalo de mis padres, la hora de la cita había llegado. Cuando llamé a la puerta, una señora me invitó a pasar a un pequeño cuarto, que oficiaba de escritorio. En ese lugar, había una máquina de escribir sobre una mesa repleta de papeles escritos, otros en blanco y algunos hechos bollos.

La biblioteca me dio la bienvenida con esos autores a los que una y otra vez Cortázar había leído: Poe, Hawthorne, Saki, Jacobs, Foster, Lugones, Quiroga y por supuesto Borges.

Un cuadro, con un dibujo que delineaba la casa más famosa de sus historias, estaba recostado cerca de la ventana. Llamó mi atención, la cantidad de habitaciones estampadas arquitectónicamente, nunca hubiera imaginado una casa tan grande para un cuento. Sólo para un cuento.

Estaba dentro de su mundo, de ese mundo de vuelos. Vuelos imaginados y vuelos reales. Los personajes de sus cuentos me abrazaban, algunos chocaban contra mi ignorancia de escritora y otros me invitaban a tomar su mano para entrar en ese hemisferio distinto, nuevo, sobrehumano. Un haz de luz, dos, tres, atravesaban cada pedazo de mi cuerpo, para contenerme en esa magia exasperada y plena. Quise tomar cada página de sus libros, leerlas, releerlas, aprenderlas de memoria.

Un olor a consejos de cómo se hace para reír o llorar, llegó con aroma a tinta y papel gastado.

Si dijera, que me sentía estar bailando el vals en mi fiesta de bodas, no estaría mintiendo. La sensación que había experimentado, a mis diecisiete años, cuando me imaginé en el escenario interpretando “La Traviata”, se derrumbaba ante este presente.

Otro cuadro con color a rayuela, un rostro que bien podría ser el de la Maga, un suicidio, una locura, un número olvidado, una tragedia. En ese hemisferio acababa de entrar.

Un montón de conejos blancos y suaves, pero vomitados desde un hombre asqueado de tanta soledad, en una Buenos Aires, repleta de gente y hundida en una miseria de mugre y hastío.

Un tigre agazapado esperando mi más mínima distracción para aparecer y atacarme.

Esos monstruitos verdes, amorfos, locos y chiflados como el tango, que no dejan de girar en una milonga triste y pobre, que se burla de amores ajenos.

Ese raro azteca que corre sin parar y sueña y suda y recuerda y muere enloqueciendo al lector distraído.

Su mundo me atrapó, me dio vueltas, me hizo despegar hacia un lugar nunca imaginado. Un globo gigante me llevaba de un rincón a otro de la habitación.

Puf… el globo explotó y entró el escritor, Julio, el mismísimo Cortázar. Alto, flaco, y con una “r” caída del renglón se dirigió hacia mí y me saludó con un gesto dulce y paternal.

Aterricé de golpe en el escritorio y me sentí como un papel hecho un bollo, para jugar en las manos de ese alguien… o ser tirado para siempre en el cesto de basura.

DE "KUMIKO, MUJER SIN TIEMPO"

GRACIELA boticaria AMALFI

lunes, 17 de octubre de 2011

Presentación de mi novela "Kumiko, mujer sin tiempo"





AMIGOS EL DOMINGO 6 DE NOVIEMBRE A LAS 16.00 HORAS PRESENTARÉ MI NOUVELLE "KUMIKO... MUJER SIN TIEMPO"... DE LA QUE HAN LEÍDO VARIOS CAPÍTULOS EN ESTE BLOG .
GRACIAS A LA LECTURA DE TODOS USTEDES, MI PERSONAJE DE PAPEL SIGUIÓ RECORRIENDO EL TECLADO, PRIMERO, PARA QUEDAR PLASMADA EN UN LIBRO, DESPUÉS.


Domingo, 06 de noviembre · 16.00-18.00

Lugar
Biblioteca Nacional De Buenos Aires
Aguero 2502
Buenos Aires, Argentina

Creado por

Más información
Amigos... los invito a la presentación de mi nouvelle "Kumiko, mujer sin tiempo". Edición Milena Caserola.
Biblioteca Nacional de Buenos Aires. Sala Juan L. Ortiz. 3º Piso.
ENTRADA LIBRE Y GRATUITA.
ARRANCAMOS A LAS 16.00 EN PUNTO.
Será un encuentro de amigos. Leeremos dos fragmentos de la novela.
Habrá música en vivo, que harán mis amigos del grupo "Sociedad de Rebeldes y ladrones" www.rebeldesyladrones.com.ar
Brindis de cortesía.
Stand con mi libro por si alguien lo quiere llevar.
Va a estar bueno..... es un evento que estoy preparando para disfrutar con Uds., con todos y cada uno.
Los estaré esperando.

Kumiko... mujer sin tiempo. 1º Ed,-CABA: el autor.2011
112p; 21 x 15 cm
ISBN 978-987-33-1113-0
1-Narrativa Argentina. 2. Novela. I Título.
CDD A 863

Edición Milena Caserola.

LOS ESPERO A TODOS, Y A CADA UNO EN ESPECIAL...
GRACIAS MUCHAS!!!!!!!!!!!
GRACIELA , LA BOTI.

domingo, 9 de octubre de 2011

FLIA/ NOVELA Y LIBRO DE CUENTOS




LOS INVITO A PASAR POR MI STAND EN LA FERIA DEL LIBRO INDEPENDIENTE...
ESTARÉ CON... MI NOUVELLE "KUMIKO, MUJER SIN TIEMPO" Y MI LIBRO DE CUENTOS "DES PALABRAS ARMANDO".

SE REALIZARÁ EN LA PLAYA DE ESTACIONAMIENTO DE LA FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS DE LA UBA. ENTRADA POR LA FACULTAD..PUAN AL 400/CABALLITO/ CAPITAL FEDERAL.

LA BOTICARIA ESTARÁ APRÓXIMADAMENTE DESDE LAS 13.00 HASTA LAS 20.00 HORAS.

VIERNES 14 Y SÁBADO 15 DE OCTUBRE


Viernes 14 y Sábado 15 de Octubre de 2011.
18º F.L.I.(A) ¡Capital! Bs. As. Argentina.
FLIA 18 EN FILOSOFIA Y LETRAS.jpg

domingo, 2 de octubre de 2011

Las tres lanchas y yo.



HOLA AMIGOS, HOY COMPARTO UN CUENTO PUBLICADO EN MI LIBRO
"DES PALABRAS ARMANDO".

CAPÍTULO G, AL QUE TITULÉ "LAS TRES LANCHAS Y YO".
ESPERO QUE LES GUSTE ESTE CUENTO QUE INTENTÓ SER UN "CUENTO FANTÁSTICO".

USTEDES ME DIRÁN QUÉ LES PARECIÓ.

COMO SIEMPRE DIGO..........MUCHISÍSIMAS GRACIAS POR PASAR POR MI

BLOG Y POR EL TIEMPO QUE USAN EN DETENERSE A LEERLO.

BESOS BOTICARIOS!!!!!!!!!!!!!

G

Las tres lanchas y yo


Grande ya está la mañana, me levanto como de costumbre. Mi marido se fue a su trabajo, es empleado bancario, de alto rango, de reuniones y trajes almidonados.

Preparo mi café, enciendo la televisión para ver las noticias: la temperatura no cambiará, el asesino serial sigue sin aparecer, el donante para el hombre que se muere…

Ana, así me llamo. No tengo hijos. Después de insistir con varios tratamientos médicos, decidí abandonarlos. Es una rutina muy difícil de cumplir, los horarios, los laboratorios colmados de gente, las idas y venidas al centro.

Hoy salgo al parque de mi casa y me asombro al ver que en mi piscina pasean tres lanchas que producen un ruido a motores alocados como para dar comienzo a una carrera. El ruido estalla contra el vidrio de la ventana de mi escritorio, el que cruje de dolor y desconcierto.

Una lancha es amarilla y azul, como el color de mi equipo de fútbol preferido y conducida por un futbolista pelilargo de unos veinticinco años. Otra es piloteada por un boxeador parecido a Bonavena, pantalones blancos, guantes negros. La última, la que me atrajo íntimamente es de color verde, manejada por un hombre canoso, con un maletín lleno de libros filosóficos. Muchos libros, y el maletín tan enorme como un millón de letras juntas.

Los tres tripulantes me miran y con un gesto cálido me invitan a viajar.

Regreso a la cocina. Termino mi café.

Pienso que todo es una alucinación, que aún no he despertado de mi sueño de anoche.

Vuelvo a salir y ahí están los tres mirando y esperan­do. Mi cara atrevida les sonríe, los hombres murmuran algo que no oigo haciendo señas con las manos para que me decida a subir a alguna de las lanchas.

Entro a la casa corriendo, telefoneo a mi marido y le cuento lo que sucede.

Sólo me dice que cuando llegue resuelve el problema.

Yo sé que él piensa que mi locura hoy tiene ganas de dar vueltas por la casa e invadirme toda, así sin pedir permiso.

A la noche nadie habla del asunto sucedido durante mi desayuno.

A la mañana siguiente, me despierto sobresaltada, mis pies escapan al patio queriendo que yo los vuelva a ver. Y sí, los veo otra vez.

No cuento nada.

Ellos están en el mismo lugar de siempre. Nuestras miradas se mezclan entre deseos y pasiones perdidas en tiempos sin relojes.

Pasan cinco mañanas, pasan los tres hombres, pasan las tres lanchas… y yo también.

Desde el primer día, un lunes cualquiera hasta el viernes, se amontonan en mi memoria las cosas que hubiera querido para mi vida. Mi mente se llena de mil deseos postergados: ser madre de cuatro hijos, descollar como pintora, inventar una fórmula para erradicar el cáncer, correr por la calle como un niño, sentarme en cualquier hamaca de un parque, estar al lado del Che Guevara, conocer a Napoleón, viajar en las tres carabelas cuando llegan a América, ser un aborigen, acompañar a Carpentier en sus pasos perdidos, levantarle el ánimo a Kafka, tomar un café con Neruda, ser amiga de Cleopatra, vivir en Japón, besar a Cortázar. Todo pasa como una película vieja y olvidada.

Ese viernes, me decido y agarro mi maletín, le pongo cinco o seis de mis libros preferidos y me sumerjo en la pileta donde están las tres lanchas. Mis lanchas.

Me voy con ellos. Vuelo y sueño entre azules, amarillos, verdes y un negro muy negro.

A mi marido no le llama la atención mi ausencia.

-Hace un tiempo que está rara, murmura.

Y vuelve y camina y repite y dice:

- Nunca más la volveremos a ver.

Cuando nuestros amigos, familiares y vecinos se acercan a la casa reciben la noticia de su boca. Él les cuenta la historia. Mi historia.

Lo raro del asunto es que la piscina del parque de mi casa ya no está, desapareció igual que yo. Sólo quedó una mancha sepulcral negra, profunda y ausente.

sábado, 17 de septiembre de 2011

Madrugadas... continuación.





Hola amigos del blog boticario, hoy van dos madrugadas de Agustín, nuestro adolescente enamorado... espero que les guste... y como digo siempre... GRACIAS POR PASAR POR MI BLOG!!!

3-Madrugada, del 20 de agosto.

Hoy conté todos mis ahorros, no era demasiado dinero, había tenido que hacer muchos gastos en el medio, así que poco quedaba para el regalo de Sol. Mañana iría a comprar el obsequio más hermoso que había imaginado. Ella le había dicho a Lucía que quería que le regalasen el libro “Pretty little liars”, en su idioma original. Sabía que los libros en inglés no eran muy baratos, pero con el último billete que me dio mi madre, llegaría al monto que me pasó el hombre de la librería.

Cuando ella se lo decía a su amiga, sus ojos brillaban más que nunca y el pelo formaba remolinos que envolvían su sonrisa y envolvían mi mirada también.

El 23 de agosto sería su cumpleaños, gran sorpresa se iba a llevar cuando yo cayera al colegio con semejante regalo.

Sol, no se imaginaba que yo estaba detrás de la puerta del baño cuando le contaba a Lucía, las ganas que tenía de tener ese libro. Si me hubiera visto espiando, seguramente se habría enojado mucho, y su sonrisa y los árboles y el trombón y el mural de colores, no hubieran aparecido nunca más.

4-Madrugada, del 24 de agosto.

Ayer fue el gran cumpleaños, el de una chica de quince. Fui al colegio más nervioso que siempre, mis manos transpiraban y mis pies parecían querer amurarse en un rincón. La dedicatoria la había escrito mil veces en un borrador, quería que estuviera perfectamente redactada. El timbre de entrada sonó más fuerte de lo que mis oídos estaban acostumbrados, todos mis compañeros empezaron a saludar a Sol. Cuando entramos en el aula, le cantamos el feliz cumpleaños y ahí empezó el desfile de regalos. Como el mío sería el mejor, opté dejarlo para el final. Ahí apareció Lucía con una bonita remera, Franco con una lapicera dorada, Guada con el perfume que le gustaba a Sol.

Antonio se acercó a mi emor y le entregó algo rectangular envuelto con un papel rosado, mi sorpresa fue tal que no podía con mi bronca toda amontonada, el pelirrojo se copió de mí… en las manos de Sol ,en ese momento, había un “Pretty little liars”… “maldito Antonio, tonto Agustín que esperaste hasta el final”.

No pude negarme a mi impulso y le di una trompada que lo dejó entre los dos bancos de adelante.

Me sancionaron otra vez, y de nuevo estoy acá mirando mi cielorraso, con unas hojas rotas en pedazos de “pretty” más “little” más “liars”.

domingo, 28 de agosto de 2011

Madrugadas de un adolescente...




Mi personaje de papel de hoy... se llama Agustín, un adolescente que escribe durante las madrugadas, ... ésta es su primer madrugada............si quieren más me avisan... porque la historia continúa..............Besitosboticarios:-)



Madrugadas de un adolescente.

Autora: Graciela boticaria Amalfi



Madrugada del 10 de agosto.


Hoy estuve hablando con Sol, la tuve ahí bien cerca mío. Su pelo rubio y lacio rozaba mi brazo derecho cada vez que se movía, como dándome una caricia en secreto. Ella es de esas chicas que seduce a todo el mundo, o al menos eso es lo que yo pienso. Cuando camina, cuando habla, cuando se ríe… hace que el planeta se incline a sus pies.

Todos los días la veo desde mi último banco, y ella ahí en la segunda fila sentada al lado de Antonio. Qué suerte tiene ese pelirrojo flaco y alto. En cambio, yo, Agustín, petiso y gordito. Es muy probable que Sol no se de cuenta de mi amor por ella, amor incondicional de tonto adolescente.

Hoy me miró y me sonrió, desde su asiento y también cuando salimos al recreo. Es verdad lo que me dice mi mejor amigo, ella nunca se fijaría en mí. Si casi se tiene que agachar para darme el beso del hasta mañana de cada fin de clases. Pero hoy me miró, y me sonrió y yo colorado como un tomate levanté mi mano izquierda, con la que escribía, señalando con mi lapicera azul hacia el tonto cielorraso que era testigo de mis miradas continuas, que subían como un ruego al cielo que estaba por encima de esos ladrillos.

Hay muchas chicas en mi clase, pero Sol es diferente. Cuando su pelo acarició la manga de mi pulóver azul, sentí que corría una brisa suave que me invitaba a seguirla. Y corrí a la par de la brisa y me escapé a un campo lleno de flores y arbustos y pajaritos de colores. Y juntos rodábamos por el pasto y nos besábamos y ella otra vez reía, y yo la miraba y entraba y salía de la imagen. Los dos solos. Qué me importaba Antonio y su altura, y mi mejor amigo y sus recomendaciones y el resto del mundo. Ahí estábamos los dos. Detrás de los árboles apareció un viejo igual al profesor de música, tocando un trombón. Sol me miró con cara sorprendida y al mismo tiempo feliz. Tan feliz como yo. Nuestro mundo … de flores, de aves coloridas y hasta con un fondo musical. Delicada estampa salida de un cuento mágico de niños de los años cincuenta.

El sonido del timbre, que anunciaba el fin del recreo, hizo que mi mundo se desarmara y cayera al piso sucio. Mi cara debe haber sufrido alguna transformación, porque de pronto sentí la mirada de todos. El preceptor tratando de comunicarse con mis padres. Yo no entendía qué estaba pasando. Busqué la cara de ella entre todas las caras, pero no estaba. Seguramente se había ido al baño, pero no… Sol estaba al lado de una columna del patio, charlando y riendo con Antonio. Ahí nomás salí corriendo hacia el lugar en el que la parejita estaba hablando, y le di una trompada al pelirrojo. No tenía derecho de estropear mi mural dibujado de ternura, con sus palabras y sus gestos dirigidos hacia Sol.

Todo se volvió confuso para los que estaban presentes, menos para mí. No entendían nada. Me pregunto si es tan difícil entender a un Agustín de catorce años, enamorado de una Sol de casi quince, con sólo diez centímetros menos de altura y una promesa de amor eterna.

Llegamos a casa entre gritos y reproches de mi padre. Él tampoco entendía nada, no valía la pena explicarle mi amor incondicional a un adulto, que de amores de verdad no sabía más que de una vida de experiencias, algunas lindas y otras no.

Me acosté. Intenté dormir, pero no pude. Me daba vueltas en la cama, tenía prohibida la TV y la play station. No me quedaba otra que mirar al cielorraso que conocía mi historia, o agarrar una lapicera y empezar a escribir. Elegí escribir.

Elegí contar lo que pasó hoy, y escribir en letras muy grandes “Sol ama a Agustín”, “Agustín ama a Sol”.


lunes, 22 de agosto de 2011

Itinerario de "Des palabras armando" en Septiembre




AMIGOS DURANTE ESTE MES DE SEPTIEMBRE... EL MES DE LA PRIMAVERA....... EL RECORRIDO DE LAS PALABRAS DESARMADAS Y SU BOTICARIA SERÁ ALGO ASÍ....

ENTRADA LIBRE Y GRATUITA!!!!!!!!!!!

SÁBADO............03/09/2011........ Café literario "La Bohemia de Literarte"/Vte López/Buenos Aires/

ARISTÓBULO DEL VALLE Y CASEROS/FLORIDA/VTE LÓPEZ/BS. AS/ARGENTINA (a 2 cuadras de Av. Maipú al 200 y a 3 cuadras de Puente Saavedra). Colectivos: 152/168/68/184/71/19/130 maipú/ y algún otro que me olvido).

DOMINGO 04/09/2011 .......... FLIA Oeste2/Ituzaingó/ 4 de septiembre de 2011( desde el mediodía hasta la tardecita). A 5 cuadras de acceso Oeste. Boulevard Fleming y León Bloy/ Ituzaingó Norte/ ( A 4 cuadras de Pte Barcalá Acceso Oeste). ITUZAINGÓ/BS.AS./ARGENTINA.


DOMINGO ......11/09/2011.............FLIA LA PLATA. Centro Social y Cultural Olga Vázquez/ Av. 60 entre 10 y 11/ LA PLATA/BS. AS./ARGENTINA. Desde el mediodía hasta la tardecita.


SÁBADO.........17/09/2011...............Estaré leyendo como invitada del micrófono abierto ( 8 minutos de lectura) en el Café literario Belisama/ Medrano 152/Buenos Aires/Argentina. A las 18.00 horas.

LOS ESTARÉ ESPERANDO COMO SIEMPRE, A TODOS Y A CADA UNO.

Y MIENTRAS TANTO ULTIMAMOS LOS DETALLES PARA EL NACIMIENTO DE "KUMIKO...".

BESOS BOTICARIOS

LOS QUIERO/GRA


domingo, 14 de agosto de 2011

9º Presentación de mi libro "Des palabras armando"




Amigos los invito a la 9º Presentación de mi libro "Des palabras armando". ISBN 978-987-33-0746-1 CDD A863 Co-edición Milena Caserola y )el asunto(

¿Cuándo? Sábado 3 de septiembre en el Café literario "La Bohemia de Literarte". Coordinado por la escritora y editora Graciela Diana Pucci.



¿Dónde? En Florida, Vicente López, Pcia Buenos Aires/Argentina.

Dirección : Aristóbulo del Valle 1701 esquina Caseros. A dos cuadras de Av. Maipú y de Puente Saavedra.



Hora : 16.00 horas. ENTRADA LIBRE Y GRATUITA.



La boticaria tendrá 20 minutos para la lectura de algunos de sus cuentos.
El fragmento musical estará a cargo de mi amigo ( músico y escritor) : Alejandro Insaurralde.




LOS ESPERO COMO SIEMPRE A TODOS Y A CADA UNO!!!!!!!!!!!!!!!

Recordando todos los caminos que viene recorriendo "Des palabras armando" y agradeciendo la compañía incondicional de todos ustedes , les hago una reseña de sus pisadas literarias...


-Presentación preliminar... FLIA San Marcos Sierras/Córdoba/Argentina/22 enero 2011



-1º Presentación oficial... Librería La Libre/San Telmo/CABA/ 5 de marzo de 2011



-2º Presentación... Encuentro de "Sabor Artístico"/Caballito/CABA/ 12 de marzo de 2011



-3º Presentación... Trova porteña con Ave Manolo/Palermo Soho/CABA/19 de marzo de 2011


-4º Presentación... Ciclo "Los Salieri"/Flores/CABA/ 2 de abril de 2011



-5º Presentación... Programa radial "Al borde de la palabra"/ CABA/ 5 de abril de 2011



-6º Presentación... "Reunión de Voces", Grupo Pretextos/Boedo/CABA/ 6 de mayo de 2011



-7º Presentación... Café literario "El Arcón"/Bar Bien Bohemio/CABA/ 28 de mayo de 2011



-8º Presentación... FLIA CABA ( Feria del libro independiente) / Parque España/ 29 de mayo de 2011



9º Presentación... Café literario "La Bohemia de Literarte"/Vte López/Buenos Aires/3 de septiembre de 2011.

10º Presentación... FLIA oeste2/Ituzaingó/ 4 de septiembre de 2011



11º Presentación... FLIA La Plata/ La Plata/ Pcia Bs As/ 11 de septiembre de 2011



GRACIAS A TODOS AQUELLOS AMIGOS ESCRITORES/MÚSICOS QUE COORDINAN CADA UNO DE LOS CICLOS MENCIONADOS POR DARME UN TIEMPO PARA QUE LAS PALABRAS DESARMADAS DE MI LIBRO SIGAN DEAMBULANDO POR TODOS LADOS...



Acá les dejo un cuento del libro.... lo leen en el Capítulo R, pagina 55.

R

Diario y noticias

Rayos de una historia leo en el diario, sentada ahí en la silla que acompaña a mi escritorio. Una historia repetida. Historia de un pibe cualquiera, un revólver, una dosis de más, una muerte.

Y ahora la carrera de siempre. El escape conocido por el policía, el vecino y el barrendero de la esquina.

Escape de sed desordenada que nada sabe de placeres, de gustos o de consuelos.

Corre por el pasillo número tres de la villa. El viento lo persigue con ráfagas anudadas y son sus ganas sigilosas las que abrazan sus regresos.

La cámara colocada en el lugar de siempre, atraviesa sus piernas revueltas, que se alargan y se achican, se aprietan y sudan por el placer de la huída. Llega a su techo de chapa y pared de lona, apoya sus zapatillas sucias en el piso suelto ,que contiene al perro, a la silla y también a la mesa heredada del abuelo.

Se sienta, descansa su cuerpo, sus ojos ríen de satisfacción.

Estira las manos hacia el diario tirado en el suelo.

Es el mismo diario que tuve atravesando mi piel hace dos días.

Ése, que contaba su historia, su carrera y una muerte más.


Graciela boticaria Amalfi. En facebook me encuentran como : Boticaria Letras Desarmadas Amalfi... ahí pueden solicitar mi amistad y seguir las andanzas boticarias.



Septiembre de invitaciones a eventos

Hola, amigos lectores del blog boticario. Este posteo es para contarles que, durante el mes de septiembre, tuve el gusto de participar en ...