lunes, 21 de octubre de 2013

Presentación del libro "Baúl de cuentos de la abuela".


Amigos del blog boticario, como les venía contando en la entrada anterior, el viernes 18 de octubre presentamos mi último libro , cuyo título es : "Baúl de cuentos de la abuela".

La presentación se realizó en el auditorio del Museo del libro y la lengua, dependiente de la Biblioteca Nacional de Buenos Aires.

Fue un momento más que emotivo. En esta oportunidad no fueron sólo los personajes de papel los que nos hablaron, sino que los protagonistas de muchas historias del libro...nos cantaron, nos hablaron, nos abrazaron.

Agradezco a todos los que pudieron acompañarme en este momento tan importante.

 Agradezco a las palabras iniciales del editor de Milena Caserola, mi amigo Matías Reck y de mis dos grandes amigas: Liliana Ballatore y Claudia Borgarelli.

Agradezco la música de Elizabet Audisio y Lili Ballatore.

Agradezco los tangos de mi prima Susi Amalfi.

Agradezco la excelencia en música, letra y voz de mi querido Hernán Fretes.

Agradezco a mi hija por estar en el stand de mis libros.

Agradezco al  lindo Neri Diaz por la filmación.

Agradezco a la gente del Museo del libro, a todos los asistentes al evento...porque en ese horario no es fácil circular por la ciudad de Buenos Aires y hubo gente que vino de Morón, Villa Ballester, Lanús...

Graciasssssss, graciasssss, graciasssssss!!!!

Algunas fotos...



Abrimos el baúl y leemos...




Dedicado a mi bisabuela Juana y a  mis abuelas Irene y Lidia.
  Dedicado a todas las abuelas, que supieron poner en sus bocas  muchas historias, para repartir entre sus nietos.







"Nací en un pueblo de tierra suelta y libre, de casas alejadas y ajenas, de chicos corriendo por las calles sin veredas, donde huyeron la plaza y la iglesia, un día de esos en que mi abuela se distrajo.
En la escuela me dejé encandilar con los números, armar y desarmar cuentas era mi pasatiempo preferido, en ese pueblo de tierra y casas alejadas, de chicos sin plaza y ancianas sin un hueco para amasar sus oraciones..."

Graciela “boticaria” Amalfi.








Si querés el libro en papel...comunicate a mi mail: gracielaamalfi@gmail.com
Si querés dejar un comentario en este blog: será bienvenido.
Gracias por pasar por el boticaria blogspot

jueves, 10 de octubre de 2013

Mi libro... "Baúl de cuentos de la abuela"


Amigos durante este mes de octubre haré la presentación de mi último libro editado por Milena Caserola.

El domingo 13 de octubre a las 21.00 horas... informalmente invitados a la "previa del baúl"...ANGEL CARRANZA 1969 ( entre Nicaragua y Costa Rica), Palermo Hollywood/ Ciudad de Buenos Aires.

El viernes 18 de octubre a las 18.00 horas...formalmente invitados al Museo del Libro y Lengua de la Biblioteca Nacional...AV LAS HERAS 2555 ( casi Aguero), Ciudad de Buenos Aires.

En ambos eventos habrá shows musicales.
La entrada siempre es libre y gratuita.
Los esperooooooo!!!!!!!♥

Y ahora...despacito...abramos el baúl y escuchemos una de sus historias...




A solas con su llanto



El pueblo descansaba al compás de sus habitantes, quienes sólo se sorprendían por las campanadas de la Catedral o el aullido de algún perro.


 Una noche de luna llena, sucedieron cosas raras. Los vecinos, comenzaron a oír incesantes gemidos de una mujer, que parecía desesperada y perdida. 


Los habitantes, de la hasta entonces tranquila aldea, se asomaban por sus ventanas para poder ver quién era ella.


 Ella, era una mujer vestida de negro y con un gran sombrero, que deambulaba por todo el pueblo, durante las noches de luna llena. Los perros callaban al oírla, los vecinos también. Estos por temor, los animales por respeto.


El siniestro personaje de nuestra historia, siempre iba a la Plaza Principal, en ese lugar hacía unos rezos muy extraños. Rezos que se incorporaban frente a las estatuas de los santos de la Catedral. El campanario comenzaba a sonar cuando percibía el gemido agudo y triste.


 La mujer lloraba, rugía, enloquecía. 


“Iba a la Plaza Principal, casi todas las noches y siempre las de luna llena”, le repetía una y otra vez el viejo Melquíades, cuidador de la plaza, al bisabuelo de mi abuela.


 El día que llegaron los conquistadores españoles, a esa aldea de Centroamérica, se reían de la historia contada por los hombres del lugar. Raro fue, cuando los conquistadores espantados ante esa figura extraña, corrieron sin ni siquiera volver la cabeza para verla otra vez.


 Ella desaparecía entre los árboles, dejando el espectro de su figura en el cielo.


 El pueblo, a través de esta historia, contada de boca en boca, se fue convirtiendo en un centro turístico para los amantes de lo místico. Decían que la mujer oraba de una forma extravagante, sacudiéndose y vomitando.


 Mi abuela también me contó, que los más audaces iban a la Plaza Principal las noches de luna llena. Algunos veían sus lágrimas, otros sus ojos de terror y a la mayoría de ellos se les adhería el espectro a su cuerpo. A partir de ese momento no podían descansar tranquilos. El llanto continuo de la mujer,  los turbaba. El espectro los envolvía con un manto de miedo.

Por algo decía el bisabuelo de mi abuela, que había que “dejarla a solas con su llanto.”


Es raro o místico el episodio o como cada cual quiera llamarlo, pero hoy a través de mi ventana, ya sin que mi abuela pueda ver conmigo lo que pasa, observo a esa mujer paseándose con su llanto,  por la plaza, todas las noches de luna llena. 


Llanto que se va convirtiendo en un dolor, que de a poco va mutilando  mis oídos.




P/d: Relato basado en la leyenda mexicana “La llorona”.



 Extraído de "baúl de cuentos de la abuela". graciela amalfi
isbn 978-987-29684-0-3


Apostá a la literatura contemporánea autogestiva

Hola, visitantes de mi blog. La primera vez que publiqué dos de mis cuentos, lo hice en una Antología editada por la editorial Creadore...