jueves, 25 de julio de 2013

Feria del libro infantil y juvenil de Buenos Aires

  Mis libros "Des palabras armando", "Kumiko, mujer sin tiempo" y "Amaneceres" en el STAND 105/ PABELLÓN A /SOC. ARG. DE ESCRITORES, de la Feria del libro infantil y juvenil de Bs As....hasta el sábado 27 de julio. Los espero...Besitos/Graciela.
Niños y adolescentes hasta los 18 años y docentes entrada gratuita.
 Av Figueroa Alcorta y Pueyrredón/ atrás de la facultad de Derecho de la UBA.♥






LOS ESPERO!!!!!!!!!
GRACIELA BOTICARIA

sábado, 6 de julio de 2013

Un cuento de "Des palabras armando" y noticias.

Amigos del blog boticario, otra vez por acá. 
Los saludo y agradezco por el tiempo que utilizan en leer este post.

Hoy voy a compartir un cuento de mi primer libro "Des palabras armando"... porque muchos lo conocen, porque a muchos les gusta y porque muchos nunca lo leyeron.

Antes les quiero relatar la próxima recorrida de mis personajes de papel.

-Domingo 7 de julio estaré con mi stand de libros de mi autoría en la Expo Sumando Alegrías. 
  Bazurco 2922 ( casi Nazca)/ Ciudad de Buenos Aires. Horario: 14 a 18 horas.

-Martes 9 de julio estaré firmando ejemplares de mis libros, en la Feria del Libro Infantl y Juvenil de Buenos Aires.
  Av Figueroa Alcorta y Pueyrredón. Horario: 16 a 17 hs. STAND 105/ PABELLÓN A / SADE (Sociedad Argentina de Escritores). Mis libros estarán en el stand todo el tiempo que dure la Feria ( 8 a 27 de julio).

-Säbado 13 y domingo 14 de julio , mis libros en la FLIA ( Feria del libro independiente y autogestiva). PUESTO TAHIEL EDICIONES.
  Humberto Primo y Balcarce/San Telmo/ Ciudad de Buenos Aires. Desde el mediodía hasta las 20.00 hs aprox.

-Viernes 26 y sábado 27 de julio a las 16.00 , nuevamente firmando ejemplares, en la Feria del Libro Infantil y Juvenil de la ciudad de Buenos Aires.

Y ahora el cuento prometido:



Mi hermano mayor


 Me fui caminado despacio, silbando y con las manos en los bolsillos del pantalón, como me gustaba.

 Él se quedó ahí sentado en el banco de la plaza, el que un rato antes yo había elegido. Ni me miró cuando me iba.

 Mi recorrido comenzó por la calle Juramento, entré en la heladería de la esquina. Pedí un enorme helado de chocolate. Me senté tranquilo. Lo saboreé todo. Me sentía feliz. Libre. Solo.

 Salí del lugar silbando una de mis canciones prefe­ridas. Caminé por la avenida Cabildo, entré en un ciber y me puse a jugar.

 Mi hermano era diez años mayor que yo. Tenía una discapacidad mental incurable, según oí desde chico. No había terapia, ni rehabilitación para su mal. Su mal que mis padres lo derivaron en mí. Yo era el “normal”, debía cuidarlo, sacarlo a pasear, protegerlo.

 Mi cruz se me hacía muy pesada. Mis padres parecían no entender que yo sólo contaba con catorce años, que tenía derecho a las salidas con mis amigos, con alguna chica. No, no lo entendían.

 Se estaba haciendo de noche. Mis bolsillos ya habían gastado las monedas y el billete que me había dado la abuela Irene. Debía regresar a casa, pero no podría hacerlo sin él.    Sin mi hermano mayor.

 Decidí no volver. Empecé a pedir dinero a la gente que transitaba por el lugar. Algunos me daban, otros me miraban con desprecio.

 Me acerqué a un hombre que estaba sentado en la vereda justo enfrente del complejo de cines. Le pregunté si podía pasar la noche ahí. Me contestó que sí. Ese hombre barbudo y sucio, tiró unos diarios y una manta blanca sobre el piso y me dijo que durmiera ahí arriba.

 Cerré mis ojos con fuerza para entrar rápido en mi sueño. No quería despertar.

 Apenas podía imaginar lo que habría pasado con él. Lo que estarían pensando mis padres. Sólo me preocupaba la abuela .Ella era la única que reparaba en mí.

 Esa noche soñé mucho y largo.

 Esa noche la calle no estuvo nada mal.

 Esa noche marcó mi vida.

 Esa noche, por primera vez, supe lo que significaba la cul­pa.

Autora Graciela Boticaria Amalfi. 


Septiembre de invitaciones a eventos

Hola, amigos lectores del blog boticario. Este posteo es para contarles que, durante el mes de septiembre, tuve el gusto de participar en ...