martes, 18 de enero de 2022

Proyectos 2022

 Hola.

¿Cómo estás?

Espero que hayas empezado muy bien el 2022.

Quería contarte que estoy planificando algunos proyectos para este año.

1-Coordinar (como lo hago desde hace algunos años) el Club Juntémonos a escribir (taller de escritura creativa para estudiantes de 9 a 12 años (presencial) y de 12 a 14 años (vía zoom, disponible para cualquier lugar del planeta).

2-Retomar el Taller para adultos mayores (a partir de 60 años) en forma presencial.

3-Seguir dictando el Curso virtual Desarmando Palabras (escritura creativa, dirigido a adolescentes y adultos). Disponible en Argentina y el exterior.

4-Publicar la parte 2 de mi novela El cofre perdido (que llevará otro título).

5-Participar en Clubes de lectura.

6-Por supuesto, leer, leer, leer, escribir, escribir, escribir.





Si querés saber más de mis proyectos, escribime al e-mail:

gracielaamalfi@gmail.com


Te invito a entrar a mi web y suscribirte en forma gratuita :

 www.gracielaamalfi.com


Te invito a entrar a mi canal de Youtube (video nuevo y corto), darle like, comentar y compartir: 

https://www.youtube.com/watch?v=M3OSCfDb7B8&t=30s

También, podés seguirme en Instagram: gracielaamalfi


Por último, te dejo un comentario acerca de mi escritor elegido del mes:

Stefan Zweig.

Stefan Zwieg (Austria, 1881/ Río de Janeiro,1942).

El período de entreguerras fue el más productivo de su carrera. Desde 1933, con la llegada de Hitler al poder, sus obras fueron prohibidas.

Se exilió a Gran Bretaña. En 1941 se radicó en Brasil con su esposa. 

En la foto muestro tres de sus novelas (ediciones Godot).

 

¿Por qué me gusta su literatura?

 

Porque conmueve y asombra con metáforas extraordinarias, no sobra ni falta una palabra. Sus novelas son muy cortas, pero no por ello dejan de impactar. Los personajes nos susurran al oído, piensan y sienten como lo haríamos nosotros, pero lo que más destaco es la justicia y la sinceridad con la que actúan.

 

Les dejo unas líneas extraídas de Mendel, el de los libros.

 

"Leía como otros rezan, como juegan los jugadores y como los borrachos se pierden con la mirada en el vacío; leía con un ensimismamiento tan conmovedor que desde entonces observar la lectura de otras personas me pareció profano".




 

Espero que te haya gustado mi correo. 

¿Leíste a Zweig?

¿Qué estás leyendo en estos días? Podés escribirme y contarme.



Gracias por pasar por mi blog. Espero tus comentarios.

Un abrazo,

Graciela Amalfi.